Opinión

El primer informe de la Fiscalía de Guanajuato

Hoy en Guanajuato casi un 90% de los crímenes siguen quedando impunes.

Ese es un dato alarmante que, ya como ente dotado de autonomía constitucional, ofreció durante su primer informe de actividades la Fiscalía General del Estado (FGEG), misma que presumió ser el estado con el mejor índice de impunidad…. con un 87.6%.

Sin embargo, está claro que ser el menos peor del país, es un falso consuelo y que la Fiscalía debe realizar un ejercicio de autocrítica para reducir ese índice tan preocupante.

Mucho se ha dicho sobre la responsabilidad que tiene o no la FGEG en la incidencia delictiva, y la realidad es que su injerencia en los indicadores criminales es indudable, pues si bien, el trabajo de impartición de justicia de este organismo inicia cuando se concreta un delito, la impunidad es un factor determinante en dos aspectos: por un lado, impacta negativamente en la confianza ciudadana en las instituciones de impartición de justicia y por otro, alienta a los criminales a la comisión de delitos, dando con ello un revés a los esfuerzos de prevención de las corporaciones de seguridad. 

De acuerdo a la organización civil Impunidad Cero, una mala gestión de los recursos de las instituciones del Sistema de Justicia, baja capacidad de inteligencia, poca denuncia y desarticulación son algunos de los factores que alientan la impunidad, por lo que es importante hacer un ejercicio profundo de revisión en nuestra Fiscalía para determinar qué factores están impidiendo que más casos logren justicia.

No obstante, tras el primer informe de la FGEG, ya como ente dotado de autonomía constitucional, es justo reconocer los esfuerzos que se han hecho en temas como el Servicio de Carrera del personal ministerial pericial y de investigación criminal, así como la conformación de nuevas instancias como la fiscalía especializada en desaparición de personas, en investigación de delitos cometidos contra personas defensoras de derechos humanos y periodistas, por citar algunos. 

Estas acciones abonan, sin duda, al cumplimiento de la visión de este órgano de justicia, pero aún dejan mucho trabajo por realizar y eso también debe reconocerse y decirse. 

Durante el 2019, una acción de la Fiscalía que para León resultó de vital importancia, y que personalmente reconozco, es que el órgano de procuración de justicia haya dado al gobierno leones las facilidades para llevar por su cuenta la capacitación de los policías municipales para que reciban denuncias en sitio y faciliten al ciudadano interponer las mismas, lo cual, si bien, no resuelven el problema de criminalidad, sí abonan notablemente al gobierno local para generar estrategias de seguridad preventivas mucho más eficientes y focalizadas

Eso parece haberlo entendido la Fiscalía de Guanajuato, y, aunque pudiera apreciarse como un asunto menor, es realmente significativo en la búsqueda del combate a la impunidad.

Más allá de realizar una evaluación al trabajo de la FGEG, como mencioné líneas atrás, es importante que la Fiscalía realice un ejercicio de autocrítica para identificar con claridad los elementos que requiere para asumir con mayor eficiencia la problemática más sensible para los guanajuatenses actualmente. A fin de cuentas, la mejor evaluación la realiza todos los días la ciudadanía, misma que espera resultados palpables, que no contrasten con las calificaciones y reconocimientos que reciben las instituciones. 

C.P. José Arturo Sánchez Castellanos, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial de León (CCEL)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba