Local

Solamente 24% de los constructores de la CMIC están ejecutando obra pública

“La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Delegación Guanajuato, realizo un análisis sobre el estado actual en que se encuentran las empresas afiliadas con relación a su actividad y medidas implementadas de contención de la pandemia.”

Dicho análisis arrojo el siguiente resultado:

1.- En el estado de Guanajuato solamente el 24.2 % de nuestras empresas afiliadas al corte de febrero del presente año están ejecutando obra pública para dependencias contratantes de los 198 contratos que han realizados las dependencias de gobierno al cierre del segundo mes del año como se mencionó. 

2.- El 93.3 % de las empresas afiliadas a CMIC Guanajuato están aplicando el Protocolo de Contención del COVID-19 en obras de construcción, emitido por la CMIC Nacional. 

3.- Así mismo, el 76 % de los empresarios de la CMIC Guanajuato señalaron verse afectados por la pandemia, hasta el anunció de la fase 2 de la situación sanitaria presente. Siendo las áreas de sus empresas con mayor afectación en el siguiente porcentaje descendente: 

a) Compras 64% 

b) Área Administrativa 44% 

c) Contratación de Obra Privada 38% 

d) Contratación de Obra Pública 25% 

4.- En relación a los comentarios vertidos en cuestionamiento abierto de la encuesta sobre la perspectiva que tiene de su empresa con respecto a la fase 2 de la pandemia son reiterativos los siguientes comentarios:

 · “Preocupante, porque de por sí hay poco trabajo. Y nosotros tenemos que seguir pagando salarios y obligaciones”. 

· “No podemos parar las obras por qué tenemos plazo que cumplir”.

 · “Tendremos disminución del ritmo de trabajo y la cantidad de trabajo contratado”. 

· “Debemos seguir trabajando”. 

· “Solo realizar obras prioritarias. Suspender obras no urgentes”. 

· “Adoptamos mayores medidas para evitar en lo posible el contagio”.

Referente a los asegurados por la industria de la construcción de nuestro Estado, al cierre del primer bimestre de este año refleja una disminución 12.68% con relación al mismo bimestre del año 2019, por lo que refleja que la situación económica en la construcción continua en recesión, cabe mencionar que algunas dependencias están haciendo o están por realizar licitaciones, derivado del impulso del Gobierno del Estado para reactivar dicho sector, a pesar de esto se estima que el impacto económico originado por el COVID-19 sea mayor en los próximos meses.

Es importante destacar los anuncios de apoyos para empresas que han dado a conocer los titulares de los tres niveles de gobierno, así como los posicionamientos de CMIC Nacional y los organismos empresariales cúpula a los cuales nos sumamos.

“El paquete de estímulos de apoyo para empresas por 800 millones de pesos, provenientes del 0.3% excedente del impuesto sobre nóminas, que dio a conocer el ejecutivo estatal, en programas tales como: Programa de créditos instantáneos, Reembolso de interés y el diferir el pago del impuesto sobre nómina y cedulares por dos meses, acciones que apoyarán en gran medida al empresariado, pero aun así es insuficiente.”

El secretario de Hacienda y Crédito Público del Gobierno de México, Arturo Herrera Gutiérrez ha señalado en redes sociales: 

“En la coyuntura actual, en donde grandes sectores de la economía mundial están parando, es importante mantener operando el sector de la construcción, que es uno de los que ayudará a mantener el dinamismo económico”.

Con base en lo anterior y con la finalidad de minimizar el impacto económico que generará la pandemia, exigimos de manera puntual apoyo para la Industria de la Construcción y las familias que dependen de ella, así como de sus 37 cadenas productivas en el estado para lo cual, solicitamos a las dependencias de los tres niveles de gobierno encargadas de invertir recursos públicos en infraestructura: 

  • Continúen ejerciendo el presupuesto en obra pública (inclusive incrementarlo) y que no se vaya a desviar a otros programas. 
  • Cumplan con contratos y realicen a tiempo los pagos correspondientes a las empresas constructoras, como anticipos, estimaciones de obra y finiquitos. 
  • No detengan procesos de licitación.
  • Implementen mecanismos específicos de apoyo para hacer frente a las obligaciones fiscales y patronales de los empresarios constructores.
  • Actualmente solo algunas dependencias efectúan procesos electrónicos, por lo que demandamos se confieran recursos emergentes para que los concursos, fallos y pago de estimaciones se realicen de manera electrónica, así como el uso de Firma electrónica avanzada en todas las dependencias contratantes del estado, municipios y federación, lo que evitará reuniones para realizarlos; nuestro deseo es que se hagan los concursos y se fallen, para que en el momento que las autoridades den luz verde la cuarentena por la pandemia, los constructores podamos comenzar a trabajar de inmediato e impulsar la economía.

Lo expuesto anteriormente refleja las necesidades inmediatas de la Industria de la Construcción en Guanajuato y su contexto actual, en el que participan la mayor parte de las empresas constructoras (en su mayoría MIPYMES, quienes son las generadoras del 70% del empleo en el ramo).

Los constructores se apegan a los protocolos de sanidad, para no detener la obra, teniendo implementadas medidas para esta segunda fase de la pandemia y están preparados para iniciar la obra pública, sin embargo: ¡Amortiguar el impacto económico y social, es obligación de los contratantes de gobierno!

“Estamos seguros que uniéndonos y apoyando con hechos, y no disertaciones es como saldremos adelante de esta crisis.” finalizó el comunicado firmado por Javier Padilla, Presidente de la CMIC Delegación Guanajuato.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba