Opinión

Recomendaciones en materia laboral para las empresas ante el COVID-19

El 31 de marzo de 2020, la Secretaría de Salud emitió un ACUERDO por medio del cual se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2.

Como parte de este acuerdo se declaró la suspensión de actividades no esenciales en los centros de trabajo del 30 de marzo al 30 de abril de 2020, solamente podrán continuar en funcionamiento las actividades esenciales con las siguientes prácticas: 

A) No se podrán realizar reuniones o congregaciones de más de 50 personas;

B) Las personas deberán lavarse las manos frecuentemente;

C) Las personas deberán estornudar o toser aplicando la etiqueta respiratoria (cubriendo nariz y boca con un pañuelo desechable o con el antebrazo);

D) No saludar de beso, de mano o abrazo (saludo a distancia), y

E) Todas las demás medidas de sana distancia vigentes, emitidas por la Secretaría de Salud Federal;

En virtud de lo anterior, y en aras de refrendar la solidaridad y la corresponsabilidad en las relaciones laborales, según la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo; el diálogo debe ser la vía para que trabajadores y empleadores alcancen acuerdos benéficos para ambas partes en aras de garantizar la viabilidad de las empresas, pero también la estabilidad en el empleo.

En este orden de ideas, y con el objetivo de conservar la fuente de empleo de las empresas que se vean obligadas a suspender actividades por no ser consideradas esenciales o por encontrarse en una desfavorable situación económica y que no resistan el pago completo de las nóminas; deberán PACTAR con sus trabajadores la modificación temporal de las condiciones de trabajo

Dicho acuerdo puede contener la suspensión, reducción temporal de alguna o algunas condiciones generales de trabajo, tales como jornada y salarios, por así convenir a los intereses de ambas partes. 

Es de suma importancia señalar que dicha figura es de común acuerdo, ya sean convenios colectivos, es decir, celebrados entre la empresa y el sindicato, o en su caso, convenios privados entre la empresa y el trabajador. 

El convenio en comento deberá reunir por lo menos los siguientes requisitos:

1.- Nombre o razón social de la empresa y representantes, del sindicato y sus representantes o bien del trabajador.

2.- Fecha de celebración del Contrato Colectivo de Trabajo o, en su caso, del Contrato Individual de Trabajo. 

3.- Señalar que la Celebración del Convenio es consecuencia de la declaratoria de Emergencia Sanitaria por Causa de Fuerza Mayor publicada en el Diario Oficial de la Federación el 30 de marzo de 2020. 

4.- Señalar el compromiso mutuo entre los trabajadores y el patrón. 

5.- Clausulado que indique:

  • La personalidad y facultad de las partes para obligarse. 
  • Las medidas aplicables como consecuencia de la declaratoria de emergencia.
  • Los criterios de aplicabilidad de las medidas. 
  • El importe de salario (Tomando en consideración que este únicamente podrá modificarse en su parte variable)
  • La duración de las medidas con una temporalidad hasta el 30 de abril del año 2020. 

6.- Hacer mención de que el convenio se celebra favoreciendo en todo momento al trabajador y en aras de preservar valores superiores como lo es la conservación del empleo y la subsistencia de la empresa. 

7.- Contener el consentimiento de las partes. 

En caso de estar interesados en utilizar esta opción recomendamos se acerquen a abogados expertos en el tema, es decir, abogados en materia laboral.

                               DARINKA FARFÁN HERNANDEZ

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba