Internacional

Este es el dispositivo portátil que podría desinfectar tu móvil del coronavirus

El uso de la luz ultravioleta como potencial desinfectante se ha posicionado como una alternativa al uso de sustancias de limpieza más estudiadas y conocidas como la lejía, pero cuyo uso sería más rápido, dejando menos residuos, y más adecuado para su uso en dispositivos tecnológicos como ordenadores, móviles o tabletas, entre otros.

De momento, el lavado de manos y el distanciamiento entre personas siguen siendo las precauciones generales y más eficaces, además del uso complementario de mascarillas incluso de fabricación casera, junto a la limpieza y desinfección exhaustiva tanto del lugar de trabajo como el familiar.

La irradiación con luz ultravioleta o luz UV se ha usado durante mucho tiempo para esterilizar superficies y estancias, por lo que tiene lógica su interés frente al SARS-CoV-2 dada su demostrada eficacia frente a otros microorganismos.

Cómo funciona 

La radiación ultravioleta de tipo C tiene potencial para matar a estos virus, pero también puede dañar el ADN; de hecho eso es lo que sucede cuando se sufren quemaduras solares en la piel humana y se dañan células epidérmicas; el daño se produce en el ADN de dichas células.

¿Es eficaz?

Hasta el momento, y a pesar de que el causante del COVID19 es totalmente nuevo, se especula con que la luz UVC también podría usarse como potencial desinfectante. Y de hecho se sabe que se ha producido un significativo aumento de las ventas de los dispositivos portátiles capaces de producir luz UVC con un objetivo desinfectante.

Incluso en algunos hospitales de Estados Unidos se usa este método para esterilizar habitaciones y mascarillas. En España, por el momento, ya hay quejas y denuncias por reutilizar EPIs sin demasiada base científica al respecto.

Sin embargo, cabe recordar que este método no está hecho para usarse sobre tejidos vivos. Es decir, no debería ser un método de desinfección alternativo al lavado de manos.La radiación UV daña el ADN humano, causando desde cáncer de piel hasta cataratas en los ojos, por lo que solo debería usarse sobre superficies u objetos.

Limitaciones

Aún así, existe un estudio publicado en Nature donde sí se comprobó que un espectro en particular de luz UV, el espectro UV-C lejano, sí inactivaría bacterias sin dañar la piel en los mamíferos. Esto se debería al hecho de que la luz UV-C no puede penetrar las capas externas de la piel ni los ojos en humanos, pero sí atravesar bacterias y virus por su pequeño tamaño, llegando a inactivarlos. De hecho, en esa misma misma investigación se sugirió que las lámparas UV-C podrían erradicar virus en el aire sin dañar a las personas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba