Internacional

Las Vegas reabre parcialmente sus casinos con un estricto protocolo sanitario

La situación en las Vegas debe tomarse como una referencia por las consecuencias económicas que el coronavirus le deja  a una región. Las calles parecen un set de filmación abandonados, no hay autos, ni gente caminando y las calles del strip, donde están los mejores hoteles de la ciudad, parecen una pista de autos. 

Los números hablan por si solos, Las Vegas tiene una población de 660427 habitantes y solo en mayo del 2019 visitaron la ciudad del pecado 3 millones 700 mil turistas y durante todo el año pasado el ingreso de dinero fue de 12 mil millones de dólares. Ahora bien, la crisis del Corona virus obligó a las cadenas hoteleras a reinventarse.

MGM, se enfrenta a una de las crisis económicas más difíciles de su historia, suspendió a casi 63,000 trabajadores, dejando a la compañía con un equipo base de su personal de aproximadamente 70,000. Los empleados permanecerán despedidos hasta el 31 de agosto.

El CEO de la cadena Steve Hornbuckle no especificó cuántos de sus trabajadores serían despedidos definitivamente. «Ahora creemos que algunos de nuestros colegas podrían no volver a trabajar este año», escribió Hornbuckle.

En tanto Wynn Resorts informó una caída del 42% en sus ingresos operativos durante los primeros tres meses del año. La compañía gastó más de $ 56.4 millones para pagar salarios, propinas y beneficios para sus empleados de Las Vegas mientras las propiedades permanecen cerradas.

El CEO Matt Maddox anunció que esos pagos se extenderán hasta el 31 de mayo, por un total de 75 días de continuación de la nómina. Los ingresos durante el primer trimestre fueron de $ 953.7 millones, por debajo de los $ 1.65 mil millones reportados en el primer trimestre de 2019.


En este contexto, la Junta Estatal de Control del Juego de Nevada difundió el nuevo protocolo para la reapertura de Casinos:

•    La ocupación no puede superar el 50 % del límite asignado a cada área de juego.
•    Los planes deben incluir el proceso de distribución de toallitas desinfectantes.
•    La distribución de las máquinas tragamonedas debe garantizar que se retiren las sillas y taburetes que sean necesarias para garantizar que los usuarios no se sienten uno al lado del otro. 
•    Tres jugadores por mesa de blackjack, seis jugadores por mesa de dados, cuatro jugadores por mesa de ruleta y cuatro jugadores por mesa de póker.
•    Limpieza y desinfección periódicas de todas las áreas de juego y objetos usados.
Los clubes nocturnos deben permanecer cerrados hasta nuevo aviso.
•    Todos los restaurantes y bares deben tener asientos reducidos.
Con este panorama y reglas a respetar debe esperarse para la primera quincena de junio la reapertura gradual de los casinos y hoteles de Las Vegas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba