Internacional

Científicos descubren dos nuevos síntomas del COVID-19 e inesperados efectos del virus

La Organización Mundial de la Salud consignó dos nuevos síntomas del COVID-19: dificultad para hablar y para moverse. La OMS especificó que “cualquier persona puede contraer COVID19 y caer gravemente enferma.

Las personas de cualquier edad que tengan fiebre o tos y además respiren con dificultad, sientan dolor u opresión en el pecho o tengan dificultades para hablar o moverse deben solicitar atención médica inmediatamente”. 

Recordemos que el 80% de los contagiados se recupera sin necesidad de hospitalización. La organización precisó que 1 de cada 5 personas que contrae COVID19 presenta un cuadro grave y experimenta dificultades para respirar.

Datos que mantienen preocupados al mundo y a parte de él en confinamiento, pero no solo hay nuevos síntomas, también hay conclusiones de estudios sobre las secuelas del virus en el organismo como “la inflamación del cerebro”, que puede producir coágulos en la sangre, derrames cerebrales e incluso insuficiencia cardíaca.

Se ha evidenciado que quienes sufrieron los síntomas más severos del virus tienen secuelas: dificultades respiratorias, ataques cardíacos, anemias, problemas renales, encefalopatía, problemas de salud mental, fibrosis o embolia pulmonar y/o graves daños en el órgano. Estudios publicados de forma preliminar en el sitio medRxiv, mencionan que un 36% de los pacientes del virus presentan consecuencias secundarias neurológicas.

El Investigador del Instituto de Neurociencia Biomédica (BNI) de la Facultad de Medicina de la U. de Chile, el doctor Alfredo Sagredo, asegura que “si bien algún síntoma puede ser poco específico, el SARS-CoV-2 principalmente ataca los pulmones y estos síntomas están relacionados con la patogenia del virus. 

La sensación de dolor de pecho y falta de aire pueden ser causadas por la neumonía producida por el virus o por posibles coágulos en los pulmones. Ya se ha relacionado que la infección por SARS-CoV-2 puedan promover la generación de coágulos sanguíneos que afectan los vasos sanguíneos pulmonares, fenómeno conocido como embolia pulmonar”.

Estudios que continúan desarrollándose alrededor del mundo mientras las autoridades sanitarias enfatizan el llamado a mantener el distanciamiento físico, el frecuente lavado de manos y uso de mascarillas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba