Internacional

Pintan mega mural de BLACK LIVES MATTER sobre calle que conduce a la Casa Blanca

La ciudad de Washington culminó el viernes casi una semana de manifestaciones contra la brutalidad policial pintando las palabras Black Lives Matter en enormes letras amarillas brillantes en la calle que conduce a la Casa Blanca, una muestra muy visible del abrazo del gobierno local.

Un movimiento de protesta que lo ha puesto aún más en desacuerdo con el presidente Donald Trump.

El alcalde Muriel Bowser dijo que la pintura de trabajadores de la ciudad y artistas locales que abarca dos cuadras tiene la intención de enviar un mensaje de apoyo y solidaridad a los estadounidenses indignados por el asesinato de George Floyd por la policía en Minneapolis.

“Sabemos lo que está pasando en nuestro país. Hay mucha ira. Hay mucha desconfianza hacia la policía y el gobierno ”, dijo el alcalde en una conferencia de prensa. “Hay personas que anhelan ser escuchadas y vistas y que se reconozca su humanidad. Tuvimos la oportunidad de enviar ese mensaje alto y claro en una calle muy importante de nuestra ciudad » explicó Bowser.

Las letras y una imagen de la bandera de la ciudad se extienden por todo el ancho de la calle 16 al norte de Lafayette Square. El mural termina cerca de la Iglesia Episcopal de San Juan.

Bowser se ha quejado de la respuesta federal de mano dura a las protestas y ha pedido la eliminación de las tropas de la Guardia Nacional fuera del estado.

Ella dice que las diferencias con la administración Trump resaltan la necesidad de que el Distrito de Columbia sea un estado y tenga más control sobre sus asuntos. 

También pueden reflejar el hecho de que Trump es profundamente impopular en el distrito, donde Hillary Clinton ganó alrededor del 90% de los votos en las elecciones presidenciales de 2016.

Mientras no abordaba el mural pintado, Trump continuó sus ataques contra Bowser en tuits el viernes.

«El incompetente alcalde de Washington, DC, @MayorBowser, cuyo presupuesto está totalmente fuera de control y constantemente regresa a nosotros para recibir ‘dádivas’, ahora está peleando con la Guardia Nacional, que la salvó de una gran vergüenza por el último número de noches «, tuiteó. «¡Si ella no trata bien a estos hombres y mujeres, entonces traeremos un grupo diferente de hombres y mujeres!»

Trump criticó a Bowser y al Departamento de Policía Metropolitana de Washington por tomar un toque suave con los manifestantes. Advirtió después de la primera noche de protestas que el Servicio Secreto estaba listo para desatar «los perros más viciosos y las armas más siniestras que he visto» si los manifestantes habían logrado romper la valla de seguridad alrededor de la Casa Blanca.

En los últimos días, miles de manifestantes marcharon pacíficamente entre la Casa Blanca, el Capitolio y el Lincoln Memorial. Los voluntarios se abren paso entre las multitudes enmascaradas que ofrecen rociadores de desinfectante para manos, agua y bocadillos gratuitos.

El jefe del Departamento de Policía Metropolitana, Peter Newsham, dijo que no hubo arrestos el jueves y el viernes relacionados con las manifestaciones. Bowser dijo que decidiría el sábado por la mañana si restablecerían el toque de queda para las manifestaciones del fin de semana.


Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba