Opinión

Dejo un Colegio que es de la sociedad, no del gobierno

El Colegio de Abogados de León es actualmente toda una institución y una instancia que viene de la sociedad y es de la sociedad, que se ha posicionado como un órgano de consulta de los tres poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial y que, en su afán de alcanzar no solo la calidad sino la excelencia, tiene hoy el reconocimiento internacional.

Nuestro colegio está integrado por hombres y mujeres que son no solo profesionistas sino profesionales de la Abogacía; del cultivo, del estudio y de la práctica de las leyes como una forma de vida para lograr una sociedad más justa y en paz.

La superación y la profesionalización han sido una insignia y visa del Colegio y que se ha unificado con el Colegio de Abogados del Estado de Guanajuato, lo que que se ha manifestado en seminarios, cursos, prácticas, diplomados.

Se ha mantenido una relación estrecha con las universidades como una forma de vinculación para llevar y compartir el conocimiento universal hasta la sociedad misma. En ese afán, se realizaron convenios de trabajo, colaboración y compromiso con distintos sectores, como los institutos de las mujeres del estado y los municipios, en contra de la violencia de género y por el respeto de los derechos humanos en general.

El espíritu de superación para alcanzar la excelencia nos llevó a realizar dos congresos internacionales de Derecho. Con el Primer Congreso, León y Guanajuato, alcanzaron un posicionamiento y un reconocimiento en el ámbito mundial en este tema.

El 2do. Congreso Internacional de Derecho superó las expectativas y León y nuestro estado se convirtieron en esos días en la Meca del Derecho mundial, por el renombre de los panelistas y conferencistas que acudieron y compartieron su conocimiento y maestría.

Fue una pléyade de personajes como el doctor José Carlos Ramotti Carbonell, profesor emérito de la Universidad de Barcelona; Rosario Marín, ex Tesorera del gobierno de los Estados Unidos; el Juris-Doctor Eric Dickerson, ex Agregado del FBI en México.

Debido a que Italia fue el país invitado, por ser la cuna del Derecho Romano, estuvieron con nosotros los más connotados juristas de Italia, como el doctor Antonino Bartuccio ex Alcalde de Rozzicone, quien es reconocido por haber derrotado y encarcelado a los capos de las mafias.

También estuvo en León, no solo en esa ocasión, Larry Rubin, presidente de la Sociedad Americana en México, experto en temas económicos y migratorios en el mundo.

Gracias a la relación entablada a raíz de esos congresos, la mayor parte de esos personajes, no solo nos ofrecieron sus conocimientos, sino el favor de su amistad y el contacto para cualquier tema o necesidad de apoyo.

En el Colegio no hemos sido ajenos a los temas sociales más sensibles, como la economía o la inseguridad y violencia exasperadas. Pero no solo hemos criticado, hemos hecho propuestas a través de foros de seguridad pública, en la que han estados representados las instancias de gobierno por fuerza y la población por necesidad.

En este momento, tampoco hemos sido ajenos en relación a pandemia por el nuevo coronavirus y a la crisis social y económica en que ha derivado. Se ha expresado el apoyo a los grupos vulnerables de la población en cuanto a la representación y apoyo jurídicos, con costos mínimos o sin costo. Es el caso de los colectivos y familias de personas desaparecidas.

El Colegio de Abogados de León está en un proceso de renovación de su Presidencia y su Consejo Directivo; la visión que dejamos no es una ilusión, es una concreción que se fundamenta en sus principios y valores: la visión es ser el mejor colegio de abogados del país.

Mtro. Jorge Marcelino Trejo, Presidente del Colegio de Abogados del Estado de Guanajuato.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba