Nacional

Municipios aseguran que están a punto de la quiebra financiera ante el COVID-19

El coronavirus no solo ha enfermado a la población de los municipios, sino también a sus finanzas. Las autoridades locales afirman que la pandemia de COVID-19 les contrajo muchos gastos y caída de ingresos, por lo que —aseguran—prácticamente están en la quiebra financiera y en riesgo de una “parálisis operativa”.

La Federación Nacional de Municipios de México (Fenamm), que representa a 1,400 municipios gobernados por el PRI, y la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), que agrupa a 400 administraciones municipales del PAN, aseguran que para enfrentar los estragos de la crisis a causa del coronavirus se necesita más que aplicar solo una política de austeridad como lo ha recomendado el presidente Andrés Manuel López Obrador.

César Garza, presidente de la Fenamm, y Enrique Vargas, titular de la ANAC) señalan que recurrirán al gobierno federal para que les asigne más recursos, cree un fondo compensatorio por los daños de la pandemia e incluso se les pospongan los pagos de luz y agua.

Garza afirma que el 2020 ha sido un año catastrófico para las finanzas de los ayuntamientos que representa su organización y ello se debe a que las aportaciones federales han disminuido, lo cual se suma a los gastos extraordinarios que han tenido que enfrentar a causa de la pandemia y a la disminución de sus recursos.

El también presidente municipal de Apodaca, Nuevo León, explica que a causa de la pandemia la recaudación de los municípes ha disminuido considerablemente, por lo que para salir de la crisis requieren ayuda de la federación.

Refiere que el esquema de distribución de recursos es muy inequitativo pues de cada peso que se recauda, la federación se queda con 80 centavos, los estados con 16 y los municipios con cuatro, cuando para enfrentar la emergencia sanitaria todos los ordenes de gobierno han realizado fuertes gastos.

Hace unos días, 40 municipios del Estado de México informaron que se encuentran en quiebra financiera debido a que durante la pandemia su recaudación cayó 97% a causa del COVID-19.

Enrique Vargas, presidente de los alcaldes panistas, coincide que la pandemia ha generado afectaciones a las finanzas de los municipios que además han visto disminuidas las participaciones del gobierno federal hasta en un 30%.

Vargas señala que los alcaldes han tenido que costear con recursos propios equipo médico, cubrebocas, servicios de sanitización, gastos que no tenían contemplados, por lo que prevén que los próximos meses será difícil cumplir con sus compromisos.

Se requiere una reingeniería financiera

Enrique Vargas y César Garza aseguran que los presidentes municipales de todas las fracciones políticas están en comunicación para en caso de ser necesario hacer un bloque para pedirle a la federación que los ayude a salir de la crisis.

El presidente de la Fenamm asegura que en 2021 cientos de ayuntamientos caerán en quiebra operacional, es decir, no tendrán para pagar la nómina ni los servicios básicos, si no reciben ayuda de la Federación.

“Estamos pidiendo que se reconozca la realidad financiera de los municipios, que es más grave que la de los estados y la federación, que se consideren fondos para enfrentar la emergencia sanitaria que los municipios hemos tenido que enfrentar», advierte.

En ese sentido, la ANAC pide al gobierno federal hacer una reestructura financiera que incluya condonaciones o facilidades en pagos a la Comisión Federal de Electricidad y a la comisión Nacional del agua e incluso etiquetar recursos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun), y el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (GAIS).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba