Internacional

Vacuna contra COVID-19 probada en EEUU va a pruebas finales

La primera vacuna contra el COVID-19 probada en Estados Unidos estimuló el sistema inmunitario de los participantes en el estudio justo como los científicos habían esperado, reportaron investigadores el martes, y la vacuna se encamina a comenzar las pruebas finales.

“No importa cómo lo veas, estas son buenas noticias”, dijo a The Associated Press el doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infeccionas del país.

La vacuna experimental, desarrollada por los colegas de Fauci en los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus iniciales en inglés) y por Moderna Inc., comenzará su fase más importante alrededor del 27 de julio: Un estudio con 30.000 personas para probar si las vacunas realmente son lo suficientemente fuertes para proteger a la gente del coronavirus.

Pero el martes, los investigadores reportaron los hallazgos de los primeros 45 voluntarios que fueron inoculados en marzo. La vacuna proporcionó el esperado impulso inmunitario.

Los voluntarios desarrollaron lo que se conoce como anticuerpos neutralizantes en el torrente sanguíneo, moléculas clave para bloquear las infecciones, en niveles comparables a los hallados en personas que sobrevivieron al COVID-19, reportó el equipo de investigación en la revista New England Journal of Medicine.

No existe una garantía, pero el gobierno espera tener resultados para finales del año, lo que sería una velocidad récord para desarrollar una vacuna. La vacuna requiere dos dosis, con un mes de diferencia.

No hubo efectos secundarios graves. Pero más de la mitad de los participantes en el estudio reportaron reacciones parecidas a las provocadas por otras vacunas, como fatiga, dolor de cabeza, escalofríos, fiebre y dolor en el sitio de la inyección. En tres participantes que recibieron la dosis más alta, esas reacciones fueron más graves, por lo que no se busca proporcionar esa dosis.

“Es un pequeño precio que pagar por la protección contra el COVID”, dijo el doctor William Schaffner, del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, un experto en vacunas que no participó en el estudio.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba