Internacional

No es lluvia, son hormigas voladoras: la inusual captura de un radar meteorológico en el sur de Inglaterra

Las previsiones no daban lluvia en el sur de Inglaterra el pasado viernes. Un sistema frontal cruzó el norte con precipitaciones pero los radares meteorológicos situados en las ciudades de Londres, Kent y Sussex detectaron algo. Para sorpresa de los observadores no se trataba de nubes, sino de hormigas voladoras. ¿Cómo es esto posible?

En realidad no es la primera vez que una estación meteorológica se percata de una ‘nube’ de insectos. Ocurre de vez en cuando en Estados Unidos con la migración de las mariposas, que confunden interfiriendo en masa en los radares del centro de vigilancia, y en Inglaterra incluso tienen un nombre para la avalancha de este insecto: Flying Ant Day (traducido ‘el día de las hormigas voladoras’).

¿Por qué pasa esto?

Son algo así como una tradición veraniega. Las hormigas reinas jóvenes alcanzan su ‘pubertad’ y son perseguidas por los machos allá donde van para reproducirse, poner nuevos huevos y crear nuevas colonias. Esto no necesariamente se produce en un solo día a pesar del nombre que se le ha dado al evento.

Según un estudio publicado en la revista ‘Ecography’ dirigido por el profesor Adam Hart de la Universidad de Gloucestershire y la Royal Society of Biology, las hormigas voladoras realizan este viaje únicamente cuando la temperatura no baja de 13ºC y la velocidad del viento es inferior a 6,3 metros por segundo. En general prefieren los días en que el termómetro se sitúa por encima de los 25ºC.

Esto coincide con las condiciones que describe la agencia meteorológica británica, Met Office, del viernes 17 de julio: cálido, húmedo y sin apenas viento.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba