Internacional

Casquetes polares de 5.000 años de antigüedad desaparecieron en el Ártico canadiense

A través de nuevas imágenes satelitales reveladas por la NASA, se conoció una dramática pérdida de capas de hielo en la Bahía de San Patricio de Canadá. “No puedo decir que estaba terriblemente sorprendido porque sabíamos que iban, pero sucedió muy rápido“, dijo a CNN Mark Serreze, director del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo.

Serreze fue coautor de un artículo en 2017 que estima que las capas de hielo desaparecerán dentro de cinco años. Las dos capas de hielo se ubicaron en la meseta de Hazen, en la isla nororiental de Ellesmere, en Nunavut. Los datos de 1959 sugieren que el área de la tapa más grande era de 3 millas cuadradas y la más pequeña de 1.1 millas cuadradas, disminuyendo desde entonces.

Los científicos estiman que los glaciares, que probablemente se formaron hace unos 5.000 años, habrían sido significativamente más grandes entre los siglos XVI y XIX, un marco de tiempo conocido como la “Pequeña Edad de Hielo”.

Las temperaturas muy altas en el verano de 2015 redujeron la longevidad de los casquetes de hielo de la Bahía de San Patricio. “Realmente se podía ver que fueron golpeados. Pero ese calor realmente no se detuvo. Simplemente se está calentando demasiado“, aseguró Serreze a CNN.

Hay otros glaciares cerca de los casquetes de hielo de la Bahía de San Patricio que ya no están, como los casquetes de hielo Murray y Simmons, que se encuentran en una elevación más alta. También se han reducido significativamente. “Haré otra predicción de que se han ido en una década”, indicó Serreze.

Los efectos del cambio climático en el Ártico

Las pequeñas capas de hielo en el Ártico son indicadores muy sensibles de los efectos del cambio climático, según Serreze. “Hay algo llamado ‘amplificación del Ártico’, que se refiere a la observación, no a la teoría, de que el Ártico se está calentando a un ritmo mucho más rápido que el resto del globo, de dos a cuatro veces más rápido”, señaló Serreze.

A medida que el hielo marino del Ártico se ha retirado en las últimas décadas, esa capa de hielo, que es muy reflectante y devuelve la luz solar al espacio, se derritió y expuso el agua del océano, que es mucho más oscura y absorbe esa energía solar, por lo que el océano se calienta “, aseguró Neumann a CNN.

Eso a su vez hace que la atmósfera se caliente, en lo que es esencialmente un ciclo de retroalimentación, según Neumann, quien estudia la capa de hielo de la Tierra a través de satélites. El investigador dijo a CNN que el derretimiento de los glaciares del hemisferio norte ha sido un proceso continuo que ha empeorado en los últimos años.

Desde aproximadamente 1990, la tasa a la que se reducen esos glaciares realmente se ha acelerado“, agregó Neumann. El año pasado, la desaparición del glaciar Okjökull en Islandia marcó la primera vez que se perdió un glaciar debido al cambio climático.

De acuerdo a lo declarado por Neumann, las capas de hielo de Bahía de San Patricio no serán los últimos glaciares en desaparecer, y aunque fueron relativamente pequeños, su pérdida es motivo de preocupación. “Nos debería importar porque a pesar de que este es un pequeño glaciar en algún lugar del Ártico en Canadá, colectivamente todos estos glaciares contribuyen al aumento del nivel del mar“, dijo a CNN.

Neumann señaló cómo los avances significativos en las tecnologías de monitoreo satelital están permitiendo a los científicos aprender mucho más sobre los cambios que ocurren en la Tierra como resultado del calentamiento global. “Tenemos herramientas mucho mejores ahora para hacer mejores predicciones sobre cómo cambiarán estas capas de hielo“, añadió.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba