Nacional

Banca debe prepararse para incumplimientos de pagos: Banxico

La Banca Comercial en México podría enfrentar complicaciones una vez que terminen los programas que implementaron de diferimientos de pagos, por lo que es prudente que las instituciones cuenten con las reservas necesarias para mitigar los efectos adversos por posibles incumplimientos, señaló el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León.

“Es prudente que la banca comercial considere que cuando este diferimiento de pagos pudiera irse normalizando, a lo mejor no todos los acreditados van a tener la misma potencia que tenían para cumplir con sus adeudos previos a la pandemia, y en ese sentido creo que refleja una política prudente el tratar de tener reservas para poder enfrentar posibles contingencias”, dijo el funcionario a El Financiero, en entrevista.

Señalo que la banca entró a este proceso de dificultad por la pandemia con niveles sólidos en capital y liquidez, y las medidas de diferir el pago de capital e intereses les dio el oxígeno necesario para hacer frente a esta situación de emergencia.

Díaz de León consideró que debido a la magnitud de la severidad económica, algunos sectores y segmentos, sobre todo las micro y pequeñas empresas, pueden ser más vulnerables a una caída en sus ingresos.

Además, consideró que el incremento de reservas por parte de la banca refleja una política prudente para poder enfrentar posibles contingencias.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el índice de morosidad (IMOR) se ubicó en el 2.14 por ciento en junio, ligeramente por debajo del 2.34 por ciento de mayo y en un nivel similar al del cierre de 2019.

En tanto, el saldo de las reservas contra riesgos crediticios sumó 198 mil 509 millones de pesos a junio, lo que implicó un crecimiento de 17 por ciento en el año.

Al respecto, Julio Alejandro Millán, presidente de Consultores Internacionales (CISC), estimó que la cartera vencida llegaría al 3 por ciento del financiamiento total al cierre de año, lo que presionaría aún más al sistema financiero en esta crisis sanitaria.

“La morosidad y la cartera vencida implican fuertes desequilibrios para las instituciones financieras, en principio, dificulta su capacidad de recapitalizarse y limita las posibilidades de colocar nuevos créditos”, aseveró.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba