Internacional

El turismo europeo vuelve a cerrar de golpe por rebrotes de coronavirus

Apenas unas semanas después de que muchos países abrieran sus fronteras a los viajeros dentro del continente, algunos se están cerrando nuevamente, a menudo con tan poca antelación que la gente tiene que luchar para llegar a casa antes de que se establezcan las órdenes de cuarentena.

Esta confusión, a menudo acompañada de amargura y amenazas de represalias por parte de países que se sienten injustamente agregados a las llamadas «listas rojas» de destinos inseguros por covid-19, parece que socavará los esfuerzos para salvar la vital economía del turismo de verano en Europa mucho antes de que los cálidos meses de sol se hayan enfriado hasta convertirse en invierno.

La última víctima es Croacia, que este jueves fue eliminada de la lista segura de Reino Unido, lo que significa que cualquier persona que llegue al Reino Unido desde ese país estará sujeta a una cuarentena obligatoria de 14 días a partir del 22 de agosto.

La medida, una respuesta al resurgimiento de los casos de covid-19 que ahora afectan a muchos países europeos, potencialmente impedirá que decenas de miles de turistas británicos disfruten de las brillantes aguas azules y las hermosas islas de la costa dálmata, y privará a Croacia de lo que suele ser su sexta fuente más alta de visitantes.

A principios de esta semana, Croacia fue incluida en la lista roja, por Eslovenia, su segunda fuente de turismo más grande, y Austria.

Esto ocurre cuando Bélgica agregó a Malta a su lista de mayor riesgo, junto con Dinamarca, Finlandia, Lituania, Bulgaria y el Reino Unido. Noruega ha agregado varios destinos, incluidos Grecia, Irlanda y Austria.

Francia fue agregada la semana pasada a la lista de países inseguros del Reino Unido, lo que provocó aullidos de protesta tanto de las legiones de vacacionistas británicos que ven la estadía en su vecino como un rito anual de verano, así como también de las autoridades francesas que amenazaron con una medida recíproca de cuarentena para quienes lleguen del Reino Unido.

Como resultado, muchos turistas que viajan entre las fronteras interiores de Europa que alguna vez estuvieron abiertas de par en par ahora deben decidir si posponer, cancelar o continuar con sus viajes y resignarse a dos semanas de autoaislamiento a su regreso.

Mientras tanto, los destinos impulsados por un resurgimiento de turistas ahora se encuentran de nuevo en el punto de partida.

Está muy lejos de la emoción que provocó la noticia de que la Unión Europea abrió de par en par sus puertas en julio.

Pronto se elaboró una lista de destinos «seguros» por fuera del bloque, mientras que varios países comenzaron a abrir sus fronteras entre sí, como el Reino Unido, que organizó «corredores de viaje» entre Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte y destinos como España, Alemania y Francia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba