Internacional

Fabricante de Apple y otras firmas asiáticas buscan a México para generar millones de dólares

Los fabricantes de productos electrónicos Foxconn y Pegatron, con sede en Taiwán, están entre las firmas que buscan nuevas fábricas en México, dijeron personas con conocimiento del tema, mientras la guerra comercial y el brote de coronavirus incitan a las empresas a reexaminar las cadenas globales de suministro.

Los planes podrían generar miles de millones de dólares en nuevas inversiones muy necesarias durante los próximos años para la segunda economía más grande de América Latina, que se encamina a su peor recesión desde la Gran Depresión de la década de 1930.

Foxconn y Pegatron son conocidos contratistas de varios fabricantes de teléfonos, incluido el estadounidense Apple. No quedó claro de inmediato con qué compañías trabajarían en México.

Según dos de las fuentes, Foxconn tiene planes de usar la instalación para fabricar iPhones de Apple. Sin embargo, todavía no había señales de la participación directa de Apple en el plan, según una fuente.

Es probable que Foxconn tome una decisión final sobre una nueva planta a fines de año, y los trabajos comenzarían después, dijeron dos personas, aunque agregaron que no había certeza de que la compañía se apegue al plan.

El portavoz de Apple, Josh Rosenstock, declinó hacer comentarios.

Pegatron también está en conversaciones iniciales con prestamistas sobre una instalación adicional en México, principalmente para ensamblar chips y otros componentes electrónicos, dijeron las personas, que se negaron a ser identificadas porque las conversaciones son confidenciales.

Pegatron declinó hacer comentarios.

Foxconn tiene cinco fábricas en México que manufacturan principalmente televisores y servidores. Su posible expansión acentuaría un cambio más generalizado hacia las cadenas de suministro fuera de China, en medio de una guerra comercial entre el país asiático y Estados Unidos y la crisis del coronavirus.

Los planes surgen cuando la idea de “relocalización cercana” gana terreno en Washington. La administración de Trump está explorando incentivos financieros para alentar a las empresas a trasladar sus instalaciones de producción de Asia a Estados Unidos, América Latina y el Caribe.

Con un nuevo acuerdo que asegura el libre comercio con el mercado consumidor más grande del mundo, México también tiene la geografía, bajos salarios y zonas horarias a su favor.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba