Internacional

Kerith, la perra que ayuda a los bomberos en la lucha para controlar los incendios en California

No sabe del incendio, no sabe del COVID-19, su única certeza es que está viendo a sus mejores amigos a quienes solo les lleva amor y abrazos para apoyarlos. Esta es la historia Kerith, una perra golden retriever de terapia del departamento de bomberos quien se ha desplazado hasta Woodward, California, para ayudar a sus amigos en la lucha contra un voraz incendio forestal.

El viernes 21 de agosto, Kerith, de dos años, viajó a West Marin, California, para reunirse con docenas de bomberos del condado de Marin, en el área del incendio de Woodward. Es una perra certificada de terapia de respuesta a crisis, cuya misión es transmitir amor a los bomberos mientras se enfrentan al incendio. Un trabajo que se toma muy en serio.

Algunos le llaman la exploradora de la playa, otros le dicen el perro terapia, también la denominan como corredora de senderos pero, al final, todo se traduce en una sola cosa: la mejor amiga de los bomberos.

“Durante el incendio forestal de Woodward, en el condado de Marin, Kerith está levantando la moral durante la sesión informativa matutina de la tripulación. (…) Ella aporta ligereza y un sentido de alegría a pesar de que saben que la tarea del día será un desafío”, dijo en medios locales Heidi Carmen, la dueña de Kerith.

No en vano, a su llegada, Kerith recibió abrazos y sonrisas mientras recorría todos los camiones de bomberos, donde reciben instrucciones diarias sobre cómo combatir el incendio de 971 hectáreas que arde en el extremo sur de Point Reyes National Seashore.

“No sabe que hay un incendio. No sabe que hay COVID-19. Así que sabía que estaba viendo a sus amigos y estaba muy feliz de hacerlo. Para los bomberos, creo que realmente les alegró el día”. dijo la dueña de Kerith.

Kerith, ‘el mejor regalo para los bomberos’

Un bombero del centro de Marin dijo: ‘Este fue el mejor campamento base, porque Kerith estaba allí’”.

Kerith fue criada para ser un perro guía para ciegos en San Rafael, California. Sin embargo, su comportamiento siempre enérgico y exceso de amor que lleva la hacían inadecuada para el trabajo de guía. Fue entonces cuando la familia Carmen la adoptó como mascota.

“Es demasiado amigable con todo el mundo, así que eso no sería bueno para el trabajo de un perro guía. (…) Un perro guía necesita estar realmente dedicado a una persona y no distraerse. Para Kerith, ella solo quiere amar a todos”, relató su dueña.

Posteriormente, la perra Kerith obtuvo la certificación como perro de terapia a través de la organización nacional  Pet Partners, lo cual le permitió a incursionar en la carrera como perro de terapia en la sala de emergencias de su hospital local.

De esta manera, visitó a pacientes, personal médico, paramédicos y a sus amados bomberos, por lo que pudo desarrollar un vínculo estrecho con ellos.

Antes de la pandemia del coronavirus, Kerith visitaba con frecuencia todas las estaciones de bomberos del condado de Marin, siempre brindando su amor incondicional a los bomberos para ayudarles con su salud mental, especialmente, después de una emergencia compleja como la actual del incendio forestal.

“Hay tantas malas llamadas que hacen a los bomberos, que ella está allí para ayudar con las consecuencias. (…) Los perros no juzgan”, dijo su dueña en medios.

Tras la llegada del coronavirus cerraron la estación de bomberos al público, por lo que Kerith tuvo dificultades para regresar a ver a sus amigos. De hecho, esto le generó algunas afectaciones.

“Al comienzo del COVID-19, cuando no podíamos hacer nada ni ver a nadie, yo diría que estaba deprimida. Simplemente estaba deprimida. (…) Echaba de menos hacer lo que realmente debía hacer, simplemente dar amor a los bomberos”, recordó su dueña en entrevistas con medios.

Sin embargo, con el inicio de los incendios forestales, Kerith recibió permiso del jefe de batallón del condado de Marin para ir al área de preparación de Woodward el 21 de agosto. Durante aproximadamente una hora, Kerith caminó alrededor de los camiones de bomberos en ese estacionamiento, saludando a sus amigos.

Hacia de las 9 de la mañana, los bomberos se dirigieron a sus ubicaciones asignadas para combatir el incendio, el cual ha sido difícil de controlar, debido a que se encuentra en áreas remotas de la costa nacional, lo que requiere constante entrada y salida del lugar.

Los bomberos recibieron una tarjeta con la foto Kerith para que la lleven con ellos mientras estaban de servicio. 

“Kerith les ayuda a sentirse menos abrumados, agotados y emocionalmente agotados”, concluyó su dueña.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba