Opinión

Covid -19, el medio ambiente lo reciente

Hoy es evidente que la mayor preocupación a nivel mundial es terminar con la pandemia ocasionada por el virus SARS-CoV-2 (COVID-19). Se deben evitar más muertes y contagios; hacer frente de la mejor manera en materia ambiental, social y económica. Respecto a la parte social y de seguridad, todos los países tienen que adaptarse a protocolos sanitarios, que ayudan directamente a prevenir el contagio del virus, teniendo como indicaciones principales el uso de Equipo de Protección Personal (EPP), que consta de; cubrebocas, careta y guantes desechables, siendo elaborados en su mayoría de componentes plásticos, por lo cual, el incremento en la producción y consumo de material plástico es evidente. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (ONU ambiente), la contaminación por plásticos es uno de los principales problemas ambientales del planeta, así lo hace saber el último informe publicado en 2019.

Dado lo anterior, y considerando que en el mundo ha habido un incremento del 10% en el uso de materiales plásticos, de acuerdo con lo dicho por el Director Genera de Fomento Ambiental, Urbano y Turístico de la SEMARNAT, surge la pregunta ¿Qué se hace cuando termina la vida útil del EPP? considerando que el cubrebocas convencional tiene una duración máxima de 5 horas y el guante es de uso único. Al concluir ésta, se convierten en Residuos Sólidos Urbanos (RSU), los cuales son desechados de manera errónea en las calles y canales de agua, que terminan en fuentes hídricas como ríos, o bien se queman en incineradores de baja tecnología y alto grado de contaminación, o son dispuestos en basureros a cielo abierto sin ningún tipo de control generando una mayor contaminación.

Sin embargo, el residuo del EPP deja de ser considerado RSU y pasa a ser Residuo Patológico Biológico Infeccioso (RPBI) al portarlo una persona que contrae el virus lo cual lleva a un incremento, además a estos se le suman los residuos del EPP generados en hospitales o clínicas; ocasionando que en México exista el riesgo de no poder contar con la infraestructura suficiente para el manejo de los residuos.

La revista científica Environmental Science & Technology ha alertado que cada mes se están usando en el mundo unos 129.000 millones de mascarillas desechables y
65.000 millones de guantes.

Por lo que se invita a la población evitar salir de casa y tener contacto con el entorno a menos que sea de carácter necesario u obligatorio para poder aminorar el uso y
elaboración de más productos, evitando así una mayor generación de residuos.

Se debe considerar que ya existía una generación constante de este tipo de residuos Patológico Biológico Infeccioso en los hospitales y demás centros clínicos aún previo a la pandemia y ahora ha incrementado drásticamente.

Cynthia Sarai Pérez Gómez
U.S. Mexico Chamber of Commerce Chapter Guanajuato.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba