Internacional

Tiró un tabique de su casa y descubrió una fachada del año 1347. Y empezaron los problemas

El 20 de noviembre de 2016, cuando Juan Francisco León, estaba inmerso en las obras de rehabilitación de un viejo caserón que había comprado en la ciudad, y que pretendía poner en condiciones habitables.

Según informa el periódico andaluz Ideal, al derribar un tabique de placa de yeso, se llevó una sorpresa: tras el frágil muro se encontraba una enorme y ricamente ornamentada fachada renacentista, que continuaba junto al resto de las plantas del inmueble.

Tras semejante hallazgo, León detuvo de inmediato las obras y avisó a las autoridades de la ciudad. Los expertos consultados establecieron que el vecino se había topado con la fachada sureste de la antigua iglesia del Santísimo Sacramento del hospital del mismo nombre, también conocido como de San Jorge o de Pero Almindes, y que data del siglo XIV, concretamente de 1347.

A Juan Francisco este hallazgo le trastocó todos los planes, y también las cuentas. «Úbeda es Patrimonio de la Humanidad gracias a cosas como estas», aseguró en declaraciones recogidas por el citado periódico.

De comprar una casa vieja para arreglarla poco a poco y vivir con su familia, pasó a ser responsable de una monumental portada que se creía perdida y que le hizo paralizar la obra y modificar su proyecto vital. Sin apenas avances en casi cuatro años, desde hace algún tiempo reside en un inmueble cercano, donde además de vivir regentea un pequeño negocio.

Mientras tanto, prosigue con la incertidumbre de no saber qué pasará finalmente con su caserón del número 10 de la calle Cava. En mente tiene un proyecto turístico, quizá hostelero, o volver a la idea inicial de vivienda, siempre incluyendo una parte que explique, interprete y documente la historia del edificio y del descubrimiento. Se podrá hacer una cosa u otra dependiendo del proyecto arqueológico que desvele la verdadera dimensión de este hallazgo.

La Justicia reconoce su derecho a premio y acuerda que se inicie por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía el procedimiento «para la obtención del premio en metálico por el hallazgo casual de una portada renacentista en el inmueble situado en el número 10 de la calle Cava de Úbeda, propiedad del recurrente, y en el número 12, donde continúa el descubrimiento».

De momento es difícil saber la cifra a percibir. No obstante, la sentencia insta a la constitución de la correspondiente comisión de valoración para traducir el hallazgo en cifras y abonar en su día a Juan Francisco León, en concepto de premio, el 50% del justo precio establecido por dicha comisión respecto de la parte de la portada que se halla en el inmueble de su propiedad y el 25% respecto de la parte que se encuentra en la casa siguiente, el número 12. Y este mismo porcentaje se aplicaría en los hallazgos que pudieran producirse en algún momento en el inmueble anterior, el número 8, tras cuyos muros es posible que haya más elementos del antiguo edificio. «Igualmente tendrá derecho al premio en las mismas proporciones de todo lo que resulte descubierto como consecuencia de este hallazgo», concluye el fallo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba