Opinión

Sin presupuesto, no hay quejas

En tiempos de crisis, los escenarios toman una importancia transcendental en las empresas.

Solamente durante los meses de Mayo a Agosto más de 6000 PyMES en el país “quebraron” en mayor parte por la falta de planificación comercial y económica, según datos del financiero y CNN.

Y es que pocas veces se enfrenta una situación como el COVID-19 que vino a exponer la falta de salud empresarial que muchos negocios presentaban previo a la pandemia.

La gestión presupuestal es un tema poco abordado en las reuniones de las PyMes, la mayoría de las veces el empresario se enfoca primordialmente en lo comercial, dejando las decisiones administrativas y financieras para luego.

Una planificación anual permite detallar y conocer a fondo que implica una gestión comercial, y como las inversiones económicas deben verse reflejadas en ingreso y posteriormente en rentabilidad.

Para efectos de enfrentar este último trimestre de un año complicado como el 2020, las recomendaciones presupuestales se encuentran dentro del consejo de cualquier asesor, consultor o director de empresa, para afrontar el 2021, con nuevas fuerzas ante las oportunidades que presente el mercado posterior a la pandemia.

El secreto sigue siendo conocer la empresa, para saber cómo afrontar los diferentes entornos que presente la situación.

Entorno económico y de mercado.

Ante un entorno tan incierto como el del 2021 en materia económica, uno debería apostar por conocer y potencializar sus fortalezas además de detectar esas debilidades que impliquen riesgo, con el fin de tomar decisiones equilibradas.

La información es poder, la recopilación de información del entorno económico es un “must” de una planeación estratégica para conocer el movimiento del mercado. Cuáles serán los principales indicadores del sector, saber con quién compito, sus acciones, y como van a atender al pastel de clientes donde se encuentra mi negocio, resulta un buen inicio para no tratar de inventar el hilo negro a mitad del ejercicio, además de ser el primer paso para la gestión de alto nivel.

Establece un presupuesto del crecimiento del entorno y un objetivo de mercado, este te servirá como foco, puedes apoyarte de herramientas como PESTED (Político, económico, social, tecnológico, ecológico y demográfico) para evaluar que oportunidades, amenazas, fortalezas y debilidades se visualizan en el primer año post-pandemia.

Entorno interno y gestión presupuestal

La mayoría de las personas, se mantienen realizando y logrando el promedio de sus últimos 90 días de acciones. Pensar en alcances mayores a esos 3 meses, requerirá de una reingeniería de procesos, inversión económica o  de tiempo, pero sobre todo del cambio de pensamientos y de actos del día a día.

Una gestión presupuestal debe iniciar con logros previos que funcionen como históricos para los escenarios.

Si tu empresa no cuenta con información financiera básica (Pérdidas y ganancias y flujos de efectivo) estos 3 meses resulta un momento idóneo para generarla, no es importante la exactitud sino más bien la noción de la información y del alcance que busco.

Para las personas que están emprendiendo, se debe establecer un escenario comercial pesimista de su proyecto y disminuirlo un 20% para hacerlo aún más realista. Recuerda que a cualquier nivel de empresa sea de 2 colaboradores o de 20,000 colaboradores, las revisiones trimestrales (QBR) son la clave para el cambio de estrategia. No existe una sola estrategia que funcione por debajo de los 90 días, resúmelo a cualquier decisión de crecimiento personal, una dieta, el ejercicio, el ahorro etc.

La planificación inicia con el conocimiento de uno mismo o de su empresa, para tener claro de qué es capaz y de cómo pequeños logros diarios, harán enormes logros a través de los años.

Establece un comité presupuestal, que te ayude a tomar decisiones basado en tu planificación anual, recuerda que tener un porque habrá de resolverte el ¿Cómo? una vez iniciado el ejercicio.

Rendir o crecer

No crezcas a lo tonto, el tamaño de tu empresa muchas veces no es tan importante como su rendimiento.

Una gestión rentable habla de una buena estrategia comercial, una buena gestión administrativa, pero sobre todo una gestión de personal con indicadores que le permite a cada colaborador saber ¿Qué hacer?, ¿Cuándo hacerlo? Y ¿Cómo hacerlo?

Debes preguntarte, pero ¿cómo establezco indicadores si no cuento con un departamento de RH o Desarrollo Organizacional?, la respuesta la tienes en tu presupuesto.

Si un puesto no puede verse reflejado en la mejora del performance de la organización a través de generar más o gastar menos, entonces ese puesto sobra dentro de tu empresa, por supuesto el mismo deberá ir variabilizado para que su rendimiento se vea reflejado dentro de su ejercicio de gestión, sus bonos se pagan con alcance.

Ya lo sabes, establecer un presupuesto tiene muchas ventajas, si quieres ser un colaborador, o un empresario de alto performance, un presupuesto será lo mínimo para establecer pequeñas metas que nos lleven a enormes logros al final del 2021.

Aprovecha este último trimestre del año para diseñar y comunicar las metas del año venidero, recuerda que lo que para unos es tormenta, para otros es una oportunidad única de crecimiento.

¿Cuál eres tú?

Omar Huitrón, Socio Fundador de Andra Consulting Services

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba