Opinión

FRAUDE FINANCIERO TELEFÓNICO: VISHING

La nueva normalidad que estamos viviendo generó un cambio radical en nuestro día a día, acelerando la inclusión digital en nuestros hogares al tener que acondicionarnos para que nuestros hijos se conecten a sus clases virtuales o plataformas escolares, familiarizándonos con las videollamadas, las compras en línea y el uso de apps que ayudan a nuestra vida digital.

Desafortunadamente en este contexto, en las últimas semanas se han incrementado las denuncias en redes sociales por fraudes financieros que se están haciendo por teléfono, lo que genera un impacto directo en la economía familiar. Estimaciones de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros indican que, a causa de la pandemia de COVID-19, el fraude cibernético podría incrementarse 50%, en relación con el monto que registró en 2019, y alcanzar los 16 mil millones de pesos en pérdidas este año.

El método preferido para atacar al sector financiero, se da por medios digitales, pero también a través de llamadas telefónicas de supuestos agentes de un banco, que han aumentado en un 45% los últimos meses. Estos fraudes telefónicos son conocidos como “Vishing” que son un tipo de estafa que se realiza a través de llamadas telefónicas y busca obtener tus datos bancarios, para hacer cargos o tener elementos para un robo de identidad.

Ante estos escenarios, se habla incluso de demandas colectivas contra instituciones financieras por no proteger la información personal de sus acreditados, es decir, como dice el dicho: “No estoy buscando quien me la hizo sino quien me la pague”.

Con fines preventivos, quiero compartirles mi experiencia personal: primero recibes un mensaje de texto enviado supuestamente por una institución financiera, en donde te informan que tienes cargos en una de tus cuentas y que en caso de no reconocerlos deberás responder dicho mensaje con la palabra NO. El mensaje tiene toda la tipología de un mensaje normal que envía tu Banco, de ahí que sea muy fácil caer en el engaño.

Al contestar el mensaje, minutos después recibes una llamada en la que una supuesta operadora te dice que si no reconoces esos cargos se debe proceder a su cancelación. Al aceptar, te envían otro mensaje con un supuesto folio y una liga para ingresar a un portal falso del banco. En éste te solicitan ingresar tu número móvil, email, número de tarjeta bancaria, NIP de cajero automático y tu código de seguridad, con la promesa de que tus datos están resguardados.

Como ya lo comentaba, estos fraudes están a la orden del día y debemos estar muy alertas todo el tiempo, ya que cuando proporcionas tu información financiera personal, se hace más complicado el recuperar tu dinero, porque en el contrato que se firma con la institución financiera, tu eres el responsable de la guarda y custodia de esa información y de esta forma, es muy fácil que la institución financiera se lave las manos y te quedes con el problema, teniendo que reclamar o presentar juicios.

Por eso, es muy importante no dejarse engañar por este tipo de fraudes y te recomiendo que no respondas los mensajes de algún correo sospechoso o remitentes desconocidos; nunca ingreses tus contraseñas, sobre todo bancarias, a algún sitio que te llegó por correo electrónico, chat o mensaje de texto; evita proporcionar tu información financiera y en caso de que tengas alguna duda, llama directamente a tu banco o institución.

Toma en cuenta que ni las entidades financieras ni los operadores de tarjetas como VISA o MASTER CARD solicitan datos personales a sus clientes o la verificación de cuentas mediante correo electrónico, mensaje de texto o vía telefónica, a menos que el usuario contactara primero a la institución financiera.

Por último, quiero compartirles que en GSF Grupo de Soluciones Financieras estamos anunciando el lanzamiento oficial de nuestra división LTD Defensoría, que tiene como objetivo ayudar a los usuarios de servicios financieros a defender sus derechos y recuperar las afectaciones económicas por este tipo de fraudes financieros y mejorar tu historial crediticio en el buró de crédito.

Vicente López Portillo Covarrubias, Grupo de Soluciones Financieras

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba