Internacional

Deutsche Bank propone impuesto a quienes realicen home office

Un informe propone un nuevo impuesto del 5 por ciento sobre el salario de los trabajadores que pueden realizar su actividad laboral desde casa durante la pandemia, un dinero que iría destinado a los empleados esenciales, que en muchos casos tienen también salarios menores.

La propuesta se encuentra dentro del último informe del servicio de investigación del Deutsche Bank que indaga en cómo reconstruir el mundo tras la pandemia del coronavirus y aborda del cambio climático al futuro de las ciudades, pasando por la reforma del sistema capitalista, las criptomonedas, la fiscalidad y el mundo laboral.

“Aquellos que pueden trabajar desde casa reciben beneficios financieros directos e indirectos y deberían pagar impuestos para suavizar el proceso de transición para aquellos que han sido ahora desplazados de golpe”, argumenta el autor de la propuesta, Luke Templeman.

En su opinión, este nuevo impuesto “tiene sentido” para ayudar a los trabajadores esenciales “desde un punto de vista personal y económico”.

También tiene sentido reconocer a los trabajadores esenciales que asumen el riesgo del coronavirus por salarios bajos. Aquellos que son lo suficientemente afortunados de poder ‘desconectarse’ de la economía cara a cara se lo deben”, asegura el autor.

El impuesto generaría por ejemplo unos ingresos extra para el Gobierno estadounidense de 48,000 millones de dólares (unos 40,600 millones de euros), estima el estudio.

Con esa cantidad, prosigue, se podría pagar una ayuda de 1,500 dólares (1,270 euros) a los 29 millones de empleados estadoundenses que deben trabajar de forma presencial y cobran menos de 30,000 dólares (unos 25,400 euros) al año (sin contar a quienes reciben propinas).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba