Opinión

OUTSOURCING: JUSTOS POR PECADORES

El pasado doce de noviembre del presente año, el Ejecutivo Federal informó que presentó ante legisladores una iniciativa de reforma a la Ley, que buscará imponer mecanismos de eliminación de la figura de subcontratación laboral en México, figura mejor conocida como outsourcing, ¿el motivo?, el abuso indiscriminado en el que han caído una gran cantidad de empresas que han buscado reducir dolosamente costos a costa de los derechos laborales de los trabajadores que les prestan un servicio personal y subordinado.

Señala la propia Secretaría del Trabajo que las empresas aprovechando la figura legal de la subcontratación contemplada en la Ley Federal del Trabajo con fines contrarios a la naturaleza de la misma, bajo dos aspectos:

a) Inscriben al trabajador en la seguridad social, con un salario por debajo al que realmente perciben, afectando con ello, aspectos importantes como su fondo de pensión y de vivienda, acceso a montos menores por concepto de indemnización por despidos laborales, accidentes o incapacidades.

b) Simulan y ocultan frente al trabajador, las obligaciones del verdadero patrón al evitar el pago por concepto de reparto de utilidades, coartando además el derecho derivado de la antigüedad, impidiendo además su libertad de organización y negociación colectiva, generando inestabilidad en el empleo.

Otros efectos colaterales con motivo del uso abusivo de la subcontratación, son los causados a la Hacienda Pública, tales como la evasión de impuestos y la defraudación fiscal, evasión de cuotas del IMSS y del INFONAVIT, afectando la calidad de los servicios de salud y los créditos a la vivienda respectivamente.

La iniciativa presentada por el Ejecutivo Federal considera una reforma integral y armónica a un conjunto de normas: LEY FEDERAL DEL TRABAJO, LEY DEL SEGURO SOCIAL, LEY DEL INFONAVIT, LEY DEL ISR, LEY DEL IVA Y AL CÓDIGO FISCAL, lo que implica un combate sustancial por diversos frentes, puesto que prevé:

I. La prohibición de la subcontratación tal y como hasta ahora la conocemos, ya que las personas físicas o morales no podrán proporcionar o poner a disposición trabajadores propios, en beneficio de otra.

II. Permitir la prestación de servicios o ejecución de obras especializadas, siempre que no forme parte del objeto social ni de la actividad económica de la empresa beneficiaria. Lo anterior estará sujeto a autorización por parte de la STPS y el registro en el padrón público.

III. Mantener la figura del intermediario, el cual puede intervenir en el proceso de contratación sin que se considere como patrón.

IV. Sanciones severas como, procesamiento por el delito de defraudación fiscal y multas económicas.

El outsourcing en el mundo:

Resulta importante tomar en cuenta los beneficios que el outsourcing ha aportado a la economía mundial; ante la crisis mundial en el empleo, diversos organismos internacionales han advertido sobre la necesidad de establecer estrategias globales que permitan reactivar la productividad y la creación de nuevos empleos, por ello la figura del outsourcing se presenta como una solución ante la crisis por su dinamismo y virtud en sus alcances. Cabe señalar que la Organización Internacional del Trabajo OIT reconoció la figura del outsourcing como una forma de trabajo basado en nuevos esquemas de contratación, sin embargo refiere que es un desafío que se debe atender a nivel mundial para no dejar de lado los derechos de los trabajadores.

Los números señalan que:

250 millones de personas en el mundo se integran  al mercado laboral a través de la industria formal y  responsable de outsourcing.

100 millones de dólares es el valor aproximado de la industria del outsourcing a nivel mundial.

En México el 60 por ciento de los trabajos por subcontratación reciben capacitación para sus actividades.

Otros datos señalan por ejemplo, que en México 70 por ciento de los trabajadores subcontratados tienen menos de 30 años de edad, mientras que en Polonia y Francia el porcentaje es del 87 y 75 por ciento respectivamente.

Sin embargo todos los números positivos que la figura del outsourcing aporta mundialmente a la economía laboral, serán pasados por alto de prosperar la iniciativa, en esta ideología negativa que el Gobierno Federal le ha otorgado, pagando justos por pecadores.

La iniciativa presentada por el Gobierno Federal criminaliza de manera generalizada la figura, elevando al delito de defraudación fiscal su incumplimiento imponiendo una pena de hasta nueve años de cárcel, sin contar las multas que podrán imponerse y que podrán ir desde los $173 mil pesos a los más de $4 millones de pesos; el incumplimiento podrá catalogarse también como delincuencia organizada cuando participen más de tres entes en la violación a la norma, pero la criminalización no será solo para el patrón que incumpla sino también para quien ofrezca, plantee, asesore y ejecute modelos de evasión, siendo procedente en su caso, la prisión preventiva.   

LA BATALLA LEGAL

De aprobarse por el legislativo, es evidente que la batalla legal que dará el sector empresarial será fundamental, siempre que mantengan un apoyo a través de las Cámaras empresariales, las cuales sin duda en este caso juegan un importante papel como sindicatos organizados de patrones, algo que han pasado por alto perdiendo fuerza en su lucha. Uno de los principales argumentos que formarían parte del sustento de la batalla legal que se ve venir, tendrá su base en el CONVENIO 144 DE LA ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO, ratificado por el Gobierno Mexicano el 28 de junio de 1978, sobre “la consulta tripartita” en el cual se establece la obligación de los Estados de poner en práctica procedimientos que aseguren la realización de consultas efectivas, entre los representantes del gobierno, de los empleadores y de los trabajadores, sobre los asuntos relacionados con las actividades de la Organización Internacional del Trabajo, quien como he comentado, ha reconocido la figura del outsourcing como una nueva forma de trabajo y  contratación; todo lo anterior considerando que el sector empresarial no ha sido tomado en cuenta para la iniciativa que regule la subcontratación ilegal.

Lic. Israel Jiménez Medina

Socio CNEMCO

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba