Opinión

Finanzas personales, empresariales y mayor bienestar personal

Cuantas veces personalmente hemos pensado “no me alcanza para llegar a fin de quincena”, “no me gusta llegar a mi casa porque se ve desordenada”, “en mi negocio las cosas no van bien y cada quién hace lo que quiere”.

Son algunas de las frases comunes de una persona que no se ha dado 30 minutos para pensar primeramente en el. Cuando nos sentamos, hacemos alguna lista de lo que nos gusta de nosotros, de lo que nos disgusta, de como podríamos mejorar en el aspecto personal estamos haciendo un avance grande y real. Las anotaciones, el tener una libreta de las mismas en donde plasmemos ideas, inquietudes, proyectos, nos ayuda a tener claro lo que queremos poco a poco y no dejarlo en ideas que se olvidarán sino se escriben.

Cuando realizamos el ejercicio de sentarnos a ordenar lo que nos gusta y lo que no en nuestra vida, terminando este mismo podríamos tener una visión muy clara de a donde queremos ir y sobre todo, el cómo lo vamos a realizar.

Muchas veces hablando de cuestiones personales no sabemos en que se va el dinero, porqué tenemos que endeudarnos para poder llegar a la quincena de una forma estable, en ese momento estamos entrando a una bola de nieve que esta en nuestra contra o como comúnmente lo conocemos un círculo vicioso, en el que enfrentamos deudas, inestabilidad económica que por ende nos lleva a una inestabilidad emocional. Algunas veces no nos gusta llegar a nuestra casa, se siente un ambiente pesado, aún viviendo solo se percibe un ambiente pesado.

Lo que debemos de hacer primeramente es sentarnos, hacer una lista de lo que nos gusta y no nos gusta de nuestra vida productiva, podemos empezar con la creación de un presupuesto personal, muchas de las personas ven el presupuesto como algo que únicamente hacen las empresas o las personas millonarias. Te voy a decir un secreto, puedes realizar un presupuesto personal únicamente con una libreta, te recomiendo que durante un mes escribas todos tus gastos, ya sea un chicle, una entrada al cine, un café, haz anotación de absolutamente cualquier movimiento en tu cartera. Al final de ese mes sabrás que gastos puedes sino eliminar acortar de una manera inteligente. Sabrás porqué estas obteniendo créditos para vivir y estar endeudado, en vez de ordenarte y tener un ahorro, sabrás porque gastas mas de lo que ganas.

Comenzando a realizar esta actividad primero durante un mes, dos y terminando con tres, podrás saber cuanto es tu gasto mensual, después podrás proyectar conforme a las estadísticas que ya hiciste un presupuesto personal que te ayudará a tener un siguiente objetivo del que hablaremos en un futuro que es el ahorro y después la inversión.

Mucha gente sabe el paso a paso de como realizar un presupuesto personal y algunos no lo hacen porque no quieren quitarse la venda de los ojos, quieren seguir comiendo fuera de su casa diario, invitar a todos sus amigos y/o familiares a comer y convivir juntos. Hay una frase que da al punto en esta mala administración personal y esta es “me lo merezco”. Esta frase es dañina para quien no sabe administrar su bolsillo, es una frase en la que todos deberíamos trabajar, reducir y eliminar.

Después de haber hecho este ejercicio económico puedes hacer lo mismo en tu casa, saber porque no te gusta el orden del lugar en donde vives, saber porqué tienes guardadas tantas cosas que no te sirven, que hacen que tu vivienda no te sea lo agradable que tendría que ser.

Por último, si tienes un negocio, este no está como tu quisieras, pregúntate porqué. Como lo menciono seguido, un negocio es un reflejo de su o sus “cabezas” o socios, el buen orden, la armonía que hay dentro de una organización puede que se derive en su mayoría por la gente que lo maneja. Imaginemos que yo, Camilo, tengo un negocio, no me gusta como están las finanzas, tengo que apalancarme o pedir préstamos para pagar las nóminas quincenales, para poder cubrir con gastos imprevistos que el mismo negocio arroja, no me gusta el orden de los compañeros de trabajo, ni como se ve mi oficina cuando llego a trabajar.

En realidad, no me he sentado ni a observar mis fallas personales, entonces ¿cómo puedo saber cuales son mis fallas empresariales? Podríamos hacer el mismo ejercicio que en el ámbito personal, sin embargo, para conocer nuestro negocio nos tenemos que conocer nosotros, saber que es lo que funciona y cuales son las áreas de oportunidad. conociendo y aceptando mas de mí, puedo saber más de como hacer funcionar un negocio.

Mtro. Camilo Cervantes M.

Socio en AFIN apoyo familiar, Wechamber y Redes comerciales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba