Internacional

Nuevo océano Austral

A partir del pasado 8 de junio, la National Geograhic Society, reconoció oficialmente la existencia de un quinto océano en el mundo: el Océano Austral. Este se encuentra alrededor de la Antártida, el gran continente blanco en el hemisferio sur: un destino, sin duda, único en su tipo.  

¿Qué hace especial al quinto océano del mundo?

El océano Austral no se define por su cercanía a las playas de un continente, sino por la corriente que corre a través de él. Según los investigadores, la Corriente Circumpolar Artártica (ACC) se estableció hace aproximadamente 34 millones de años. La ACC fluye de este a oeste alrededor de la Antártida en una amplia banda centrada a aproximadamente 60 grados sur. Esta línea delimita el límite norte del Océano Austral.

La ACC transporta más agua que cualquier otra corriente oceánica. En ella viajan aguas provenientes de los océanos Atlántico, Pacífico e Índico, algo de vital importancia para hacer que funcione un sistema de circulación global conocido como “cinta transportadora”. Su propósito es transportar calor a lo largo de todo el planeta. Es, por esta razón, que la conservación del océano Austral es muy relevante para preservar el equilibrio climático del mundo. 

¿Qué puedes encontrar en el océano Austral? 

Dentro de sus aguas se encuentra un ecosistema único. Se pueden apreciar los casquetes polares que recubren la Antártida, capas y capas de nieve y hielo de grueso espesor en una de las regiones con menos presencia del ser humano en el mundo. Sus aguas azules y noches despejadas dotan de una belleza inigualable a la que solo acceden científicos o pequeños cruceros turísticos de expedición cuya navegación es muy controlada. 

Además, según datos de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos, este océano es hogar de miles de especies únicas en su tipo. Desde las cubiertas de los barcos y dependiendo la época del año, pueden observarse inmensas ballenas azules y jorobadas que salen a la superficie. Alrededor de las formaciones rocosas, suele haber focas leopardo y elefantes marinos. Por otro lado, hacia dentro del continente, en la península Antártica, hay una variedad inmensa de pingüinos adelia, papúa y barbijo. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba