Internacional

Casos de Covid-19 en Rusia tocan máximo récord; Europa del Este impone nuevas restricciones

Rusia informó un número récord de casos diarios de Covid-19 y algunos países de Europa central impusieron nuevas restricciones el lunes, a medida que se aceleraba una nueva ola de la pandemia.

En Asia, la Cruz Roja pidió ayuda urgente para Papúa Nueva Guinea y el último brote de China obligó a la capital, Pekín, a retrasar su maratón anual y a intensificar otros obstáculos, menos de cuatro meses antes de que sea sede de los Juegos Olímpicos de Invierno.

Las autoridades de todo el mundo han dado la voz de alarma a medida que aumentan las infecciones, y los gobiernos de las regiones donde el interés por vacunarse ha sido menor se han visto obligados a endurecer las restricciones en un intento por contener la propagación de la pandemia.

Rusia informó el lunes 37,930 nuevas infecciones por Covid-19 en las últimas 24 horas, su mayor recuento de casos en un solo día desde el inicio de la pandemia.

Frustradas por el bajo interés por la vacuna Sputnik V entre su propia población, las autoridades rusas impondrán medidas más estrictas esta semana para contener el avance del virus. El presidente Vladimir Putin declaró la semana pasada que del 30 de octubre al 7 de noviembre se pagarían los días no laborables.

El escepticismo sobre las vacunas es alto en Europa central y oriental y, como resultado, la región se ha convertido en un punto caliente para el virus.

El lunes entraron en vigor restricciones más estrictas en Rumania y República Checa, mientras que en Eslovaquia se ampliaron normas más estrictas a más regiones. En Bulgaria, la policía comenzará a imponer multas a las personas que rompan las restricciones a partir del lunes.

En Rumania, donde un funcionario del gobierno lamentó el sábado una “situación de desastre”, el gobierno reintrodujo un toque de queda nocturno e hizo obligatorios los pases de salud para ingresar a la mayoría de los lugares públicos, mientras que los escolares fueron enviados de vacaciones durante dos semanas.

“Las restricciones parecen estar funcionando, hay menos gente en las calles”, dijo Gheorghe Ion, un taxista de Bucarest. “He estado esperando aquí durante una hora sin ni un pasajero”.

El ministro de Salud de Polonia advirtió que el gobierno tendría que considerar restricciones más estrictas si los casos seguían aumentando, pero enfatizó que no estaba planeando un cierre.

Si bien los expertos han dicho que la falta de confianza en las instituciones públicas causada por décadas de gobierno comunista ha alimentado el escepticismo sobre las vacunas en la región, había indicios de que más personas respondían a los temores sobre la ola recibiendo una dosis.

En Rumania, las autoridades dijeron que las vacunaciones aumentaron la semana pasada, mientras que en la República Checa el número diario de dosis administradas fue el más alto desde fines de agosto.

ESFUERZOS URGENTES

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja advirtieron sobre el potencial de un gran número de muertes en Papúa Nueva Guinea a menos que se tomen medidas internacionales para ayudar al servicio de salud de la nación insular.

Menos del 1% de la población ha sido completamente vacunada, según cifras de Our World in Data, y la Cruz Roja culpa a la desinformación, la aprehensión pública y los desafíos logísticos.

Funcionarios de salud chinos advirtieron el domingo que era cada vez más probable su último cúmulo de casos, causado por la variante Delta y que involucra a muchos conductores que viajaron recientemente por algunas provincias, se expandiera aún más.

Pekín prohibió la entrada de personas de otras ciudades y cerró lugares cerrados como salones de ajedrez y cartas, incluso en distritos sin infecciones. Aunque las cifras de infección son mucho menores que en muchos lugares fuera de China, las autoridades han adoptado una estrategia de tolerancia cero.

Nueva Zelanda registró su segundo recuento diario más alto de casos de Covid-19 desde que comenzó la pandemia, con 109 nuevos casos de coronavirus adquiridos localmente reportados el lunes, la mayor parte de ellos en su ciudad más grande, Auckland.

En Europa occidental, los casos también estaban aumentando, a pesar de que las tasas de consumo de vacunas eran más altas que en el este del continente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba