Nacional

Acusa AMLO a la ONU de no hacer algo sustancial “en beneficio de los pobres, pero nunca es tarde”

“Nunca en la historia de esta organización se ha hecho algo realmente sustancial en beneficio de los pobres, pero nunca es tarde para hacer justicia”, reclamó el presidente de MéxicoAndrés Manuel López Obrador, durante su discurso al presidir el Consejo de Seguridad de la ONU este martes.

“Es necesario que el más relevante organismo de la comunidad internacional despierte de su letargo y salga de la rutina, del formalismo, que se reforme y que denuncie, combata, la corrupción en el mundo”, dijo López Obrador y exigió que esa institución “luche contra la desigualdad y el malestar social que cunden en el planeta, con más decisión, profundidad; con más protagonismo, con más liderazgo”.

En su discurso, López Obrador se concentró en hablar de los programas que ha puesto en marcha y reclamó: “Es corrupción el que tribunales castigue a quienes no tienen con qué comprar su inocencia y protejan a potentados y a grandes corporaciones empresariales que roban al erario o no pagan impuestos”.

Para AMLO, “es corrupción la impunidad de quienes solapan y esconden fondos ilícitos en paraísos fiscales y es corrupción también la usura que practican accionistas y administradores de los llamados fondos buitres, sin perder siquiera su respetabilidad”.

El jefe del Ejecutivo dijo que entonces sería “hipócrita ignorar que el principal problema del planeta es la corrupción en todas sus dimensiones, la política, la moral, la económica, la legal, la fiscal y la financiera”.

Y a tono con su propio discurso de gobierno que vierte todos los días en su conferencia mañanera declaró que “sería insensato omitir que la corrupción es la causa principal de la desigualdad, de la pobreza, de la frustración, de la violencia, de la migración y de graves conflictos sociales”.

de Seguridad de la ONU, que las mil personas más ricas del mundo, las mil empresas más importantes, y los países del G20 den un donativo para destinar recursos directos a los 50 millones de personas más pobres en todo el planeta.

“La propuesta de México para establecer el Estado Mundial de Fraternidad y Bienestar. Se puede financiar con un fondo procedente de al menos tres fuentes: el cobro de una contribución voluntaria anual del 4% de sus fortunas a las mil personas más ricas del planeta. Una aportación similar por parte de las mil corporaciones más importantes por su valor en el mercado mundial y una cooperación del 0.2% del PIB de los grupos de los 20”, dijo desde Nueva York.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba